Casa / La historia de WellO2

La historia de WellO2

Aulis Kärkkäinen, ¿cómo comenzó todo?

Realmente, todo comenzó cuando nací.

Fue una herencia de uno de mis antepasados: disnea sibilante y falta de aire cada vez que caía en la cama, especialmente durante las oscuras horas de las noches de invierno. Tenía miedo de asfixiarme. Por eso, mis recuerdos de la niñez siempre están relacionados con la respiración.

Por entonces, en los años cincuenta, había historias que contaban que la gente con enfermedades pulmonares ingresaba en el sanatorio. Yo no quería que me ingresaran, por lo que intentaba ocultar mis problemas respiratorios. Y por eso, no me diagnosticaron el problema. Además, las condiciones de vida en aquellos tiempos me enseñaron a adaptarme a las pequeñas disneas y a otros problemas.

Sin embargo, me empecé a sorprender cuando participaba en competiciones de esquí. Salía sin problemas, pero enseguida empezaba a sentir que me faltaba el oxígeno. Empecé a pensar que no estaba en forma. Y por este motivo concentré todas mis energías en pensar en las necesidades de la gente y sus soluciones.

Finalicé mis estudios de primaria y enseguida comencé a trabajar. El trabajo físico duro, algunas veces demasiado duro, ayudaba a que mis vías respiratorias se mantuvieran abiertas, aunque algunas veces un poco silbantes. Creo que el trabajo duro evitó que me asfixiara a causa de los mocos y las mucosidades. En cierto modo, he sido una fábrica de mocos toda mi vida.

Así, cuando comencé mi carrera empresarial y pasé del trabajo manual a un trabajo más mental, mi cuerpo dejó de defenderme. Los problemas respiratorios comenzaron a desarrollarse.

A principios del siglo XXI, los retos de gestionar un negocio agravaron mis problemas respiratorios y mi cuerpo se rebeló. Tenía calambres, el insomnio y la arritmia cardíaca empeoró.

No dejé que me ganara la partida, sino que siempre estaba buscando soluciones. Me convertí en un verdadero fan de la sauna, porque cuando era niño me di cuenta de que era más fácil respirar en la sauna. Me di cuenta de que el vapor y la humedad afectaban a mi respiración. Y una vez cuando buscaba ayuda para mis problemas respiratorios en un centro de salud, una enfermera con mucha experiencia me dio una botella de medicina vacía y un trozo de un tubo y me dijo que soplara en la botella.

Me di cuenta de que eso aliviaba mi disnea silbante. Como profesional en la resolución de los problemas, empecé a pensar más en esta experiencia y combiné las dos cosas. Me di cuenta de que la presión expiratoria positiva podía abrir las vías respiratorias, permitiendo que el vapor llegara de manera profunda hasta la zona problemática. La eficiencia de la inhalación de vapor se mejoraría. Todo lo que tenía que hacer era diseñar un dispositivo que pudiera combinar estas dos buenas soluciones para que trabajaran juntas.

Fabriqué un primer prototipo rudimentario yo mismo, y justo después de mi primer experimento, ya sabía que iba en la dirección correcta. Estaba convencido de que la idea funcionaría bien después de los primeros experimentos con el prototipo.

Reuní a un equipo y juntos desarrollamos el prototipo adecuado. Lo definimos como un dispositivo de terapia respiratoria y le dimos el nombre de WellO2.

El camino desde la idea hasta la forma comercial normalmente es muy largo. Tuvimos que resolver numerosos problemas de diseño y fabricación antes de poder ofrecer el producto a los consumidores. Ahora, WellO2 está listo. Ya ha sido aprobado y las ventas comenzaron en las farmacias finlandesas en octubre-noviembre de 2016.

He utilizado mi propio WellO2 durante más de 10 años, cada mañana y cada noche durante unos pocos minutos.

Mis pulmones funcionan incluso mejor que antes, y los calambres y arritmias que solían ser algo normal para mí, también se han reducido. Mi voz de canto perdida desde hace tiempo ha mejorado y se han aliviado los problemas a la hora de dormir.

Sigo siendo muy sensible a los diferentes irritantes como las flores, los perfumes, los textiles, los contaminantes del aire, entre otros. No todas las posibles exposiciones son siempre predecibles, por lo que el silbido ocasional y la falta de aire (disnea) siguen apareciendo. En este caso, los valores de exhalación pueden llegar a caer entre 20-50%. En casa, utilizo el Wello para remediar la situación. Soplo en el dispositivo con una exhalación larga y suave que dura unos 10-15 segundos. Y entonces, tranquilamente lleno mis pulmones con el vapor caliente a través del aparato, que mezcla aire de sustitución a través de una abertura distinta. Tras cada repetición de soplido-aspiración, respiro con normalidad varias veces antes de repetir el proceso. He visto que con las repeticiones, mi capacidad respiratoria comienza a aumentar, y lo repito entre 5 y 10 veces. Después de cada 5 o 10 inhalaciones y exhalaciones, mis valores respiratorios se acercan a los valores normales.

Probando he conseguido el ritmo para el uso diario del dispositivo.

– por la mañana tras una larga noche, abro mi respiración con Wello durante 5-10 repeticiones (hago esto mientras espero a que salga mi café).

– por la noche, repito lo mismo, y si salgo a correr, abro mi respiración cuando salgo, y el flujo de mi respiración mejora.

– si me despierto por la noche con falta de aire, hago un ejercicio de Wello que normalmente detiene la fábrica de mocos y suaviza la situación.

Llamo a este método Terapia Respiratoria WellO2. Lo repito todas las mañanas y todas las noches y con más frecuencia si es necesario. Comparado con antes del Wello, mis pulmones se mantienen limpios. Los mocos no se acumulan en los pulmones y puedo respirar fácilmente.

En la actualidad, los valores de funcionamiento de mis pulmones medidos utilizando espirometría son aproximadamente un 10 por ciento mejor que a principios de los noventa. Son 1,4 veces mejores que la media de la gente saludable de mi edad.

La historia de WellO2 continúa ahora de la mano de Hapella, una empresa de tecnología para el bienestar. La empresa convirtió el prototipo en un producto comercial único, el aparato de terapia respiratoria, y primero lo presentó al mercado nacional en Finlandia.

Recomiendo Wello a cualquier persona que desee aumentar su bienestar respiratorio y así, la vitalidad de todo su cuerpo y su calidad de vida. También creo que el dispositivo es adecuado para las personas que, por cualquier motivo, no pueden mantenerse en forma haciendo ejercicio, ya que la terapia respiratoria de WellO2 puede influir en el bienestar de una persona mientras está sentada junto a la mesa de la cocina.

Ventajas de WellO2 que su cuerpo le agradecerá:

- bienestar respiratorio y su mejora

- fortalecimiento de los músculos respiratorios

- respiración más eficiente o ligera

- hidratación de las vías respiratorias y reducción de la irritación

- mejora de la eficiencia y rendimiento diario

- aumento general del bienestar y de la vitalidad

- mejora de la movilidad de la pared torácica

- reducción del estrés mediante ejercicios respiratorios

- mejora de la calidad del sueño


Aulis Kärkkäinen

Empresario, inventor

Kiuruvesi, Finlandia